EL PECADO DE OYUKI

El Pecado de Oyuki fue una historieta romántica mexicana, publicada por primera vez en la revista Lágrimas, Risas y Amor el día 11 de abril de 1975 con argumento de Yolanda Vargas Dulché, quien explotaba en sus historias los escenarios exóticos y el melodrama. Narra la vida de 'Oyuki', una geisha arrasada por la injusticia y el maltrato de su propio hermano. 

Todo el tiraje de la revista terminaba agotado, pues tenía una gran demanda entre los lectores. La historieta volvió a ser publicada por la editorial Vid en 2006. La trama guarda cierta semejanza con el cuento Madama Butterfly, de John Luther Long (1898), adaptado por Giacomo Puccini como ópera en 1904.

La historia fue adaptada al formato de telenovela por la misma autora Yolanda Vargas Dulché y producida por Lucy Orozco para Televisa en 1988, siendo transmitida del 17 de febrero al 5 de agosto del mismo año en el horario estelar de las 21:00 por el El Canal de las Estrellas. 

Fue protagonizada por Ana Martín, Boy Olmi y Salvador Sánchez. Gracias al trabajo de producción y al grupo de actores, el melodrama logró situarse como uno de los más grandes éxitos nacionales e internacionales en la historia de la televisión, siendo además una de las pocas telenovelas mexicanas transmitidas en Japón, país donde también gozó de un gran éxito y aceptación debido a la temática y ambientación que simulaban dicho país. Es considerada como la primer telenovela mexicana con temática internacional.

Sinopsis
A finales del siglo XIX y principios del XX, en una pequeña aldea japonesa, vive Oyuki Ogino, una hermosa mujer, buena y honesta, cuya belleza y atributos físicos son aprovechados por su ambicioso hermano Yutaka Ogino, quien contra su voluntad la convierte en una geisha y empieza a explotarla para obtener dinero con el que pueda mantener sus vicios.

Obligada y resignada, Oyuki empieza a trabajar mientras que los hombres de las afueras pagan grandes cantidades para que ella los entretenga con su espectáculo. Uno de esos hombres es Irving Pointer, un pintor de origen inglés que llega a Japón en busca de paisajes. Irving se enamora perdidamente de Oyuki y logra presentarse y conocer a la geisha.

Con el tiempo, Irving se decide y opta por comprometerse con Oyuki, sacándola del lugar donde trabaja. Irving pide a Yutaka la mano de Oyuki, pero este no recibe bien la noticia, pues darle a Irving la mano de Oyuki significaría dejar de ganar dinero por medio de su hermana. Sin embargo, al saber que Irving es de una familia inglesa muy acomodada y de gran prestigio, Yutaka accede al matrimonio.

Oyuki piensa que ahora podrá ser feliz, sin imaginar que ahora son los padres de Irving quienes se oponen al matrimonio de su hijo con una geisha. Irving decide casarse de una vez por todas con Oyuki, y los dos logran encontrar la felicidad con la llegada de su primer hija, a quien nombran Yuriko.

Yutaka, en una de sus constantes discusiones con Irving, termina matándolo accidentalmente de un disparo. Ogino logra zafarse cuando culpan a Oyuki del terrible crimen cometido por su hermano. Toda la evidencia y antecedentes circunstanciales no favorecen a Oyuki, quien es apresada, juzgada y condenada a veinte años de prisión. Su hija Yuriko, de dos años de edad, es enviada con sus abuelos paternos Charles y Elizabeth.

Pasan quince largos años, en los que Oyuki sigue apresada, y su hermano Yutaka se encuentra al borde de la muerte. A Oyuki le permiten ver a su hermano, custodiada por la policía. Entonces, Ogino confiesa su crimen antes de morir, permitiendo que Oyuki salga de prisión después de años de encierro lejos de su hija. Por fin libre, Oyuki viaja para ir en busca de su hija Yuriko, quien ahora es una dama inglesa de 17 años y ve a su madre como una extraña por haber estado ausente durante tantos años.

Elenco
Ana Martín — Oyuki Ogino
Salvador Sánchez — Yutaka Ogino
Jorge Martínez de Hoyos — Sir Charles Pointer
Martha Roth — Lady Elizabeth Pointer
Rafael Sánchez Navarro — Orson
Anna Silvetti — Elianne
Cecilia Gabriela — Yuriko
Guillermo Murray — Richard
Evangelina Elizondo — Diana
Boy Olmi — Irving Pointer
Nuria Bages — Reneé Sagan
Patricia Bernal — Margarita
Aurora Clavel — Nanae
Jorge Pais — Tom
Marta Zamora — Hellen
Carlos Riquelme — John Gibson
Yoshio — Togo Fushoko
Erika Kasuga — Sumiko
Luis Manuel Pelayo — Rigoberto
Alicia Encinas — Reyna
Margo Su — Kikusan
Margarita Isabel - Mary
Ana Luisa Peluffo — Ivette
Patricio Castillo - Bertoldo Nottingham
Noé Murayama — Kyozo
Manuel Guizar — Vedo
Blanca Torres — Madre de Orson
Carmelita González — Celadora
Carla Takahani
Rosita Pelayo
Eva Calvo

Producción
La productora Lucy Orozco hizo su debut en Televisa con el pie derecho. La televisora le propuso que dejara su trabajo en el Instituto Mexicano de Cinematografía y se encargara de esta fastuosa y espectacular producción. La idea original era la de grabar la telenovela por completo en Japón, sin embargo, Lucy, después de un viaje por dos meses de investigación en ese país, convenció al Vicepresidente Sr. Víctor Hugo O´Farrill, hacer exclusivamente los exteriores allá y el resto en México. La Productora concibió que era más factible construir algunas calles de Tokio y otras ciudades de Japón en el cerro del Ajusco, ubicado cerca de la ciudad de México. Finalmente la Productora logró recrear en 20 hectáreas de terreno, varios elegantes barrios de Tokio y hasta un gran templo. Se crearon calles completas, con postes de luz, señalamientos, pavimento, una simulación del Tren Bala y conseguió automóviles con el volante en el lado derecho, que eran llevados hasta el cerro del Ajusco en grúa.

El templo era la construcción más alta, con 40 metros de altura; se desmanteló al término de las grabaciones. Los exteriores se grabaron en Japón al final de la grabación en México y luego se ensamblaron a las escenas en el proceso de edición. Orozco contrató a la escenógrafa Cristina Martínez de Velasco y a la ambientadora Teresa Pecannins, quienes lograron reproducir todos los cientos de sets necesarios para dar vida a la historia concebida en el papel.

También en Cuernavaca se grabó un gran porcentaje de la telenovela, donde estaba construida una escandalosa y excéntrica "villa" propiedad de la estadounidense Barbara Hutton, con materiales provenientes de Tailandia, desde las tejas hasta los pisos y antigüedades que la adornaban, y que fueron hábilmente utilizados para la grabación de la telenovela. Actualmente esa casa está ocupada por el Hotel Sumiya.

Vestuario y maquillaje
Un presupuesto extraordinariamente alto fue destinado para el maquillaje y el vestuario, el maquillista japonés Takeshi Hazama fue traído especialmente de Japón para la telenovela. La elaboración del maquillaje de Oyuki era tan difícil que Takeshi tardaba aproximadamente 2 horas en maquillar a Ana Martin.

En Tokio se elaboraron varias pelucas para la protagonista, cada una con un costo aproximado de 7 mil dólares. En cuanto al vestuario, se mandaron confeccionar 20 kimonos en Japón, con costo de varios miles de pesos cada uno, además de la ropa que utilizaban los extras y el resto del elenco.

Otros datos
Es el debut en Telenovelas como Productora Ejecutiva de Lucy Orozco.
La pre-producción duró siete meses.
Las grabaciones iniciaron con apenas cinco capítulos escritos.
La utilería se trasladó desde Tokio para reproducirla en México, lo que representó un alto costo debido al sobrepeso de equipaje.
Para las escenas de las calles de Tokio se contrataron cerca de 600 extras con rasgos orientales.
Para simular una nevada, se utilizaron cerca de mil costales de poliestireno expandido. El equipo tardaba más de tres horas en recoger con aspiradoras el material en las faldas del Ajusco.
La productora Lucy Orozco tardó tres meses en editar la entrada que acompañaba los créditos.

Después de Oyuki
Acabando las grabaciones de la telenovela Ana Martin fue invitada a Japón, pues las altas jerarquías japonesas querían felicitarla personalmente por el logro de haber interpretado magistralmente a una geisha.

Posteriormente, Martin fue puesta en manos de un famoso cirujano en Los Ángeles, debido a los desgarres que tuvieron sus párpados y otras partes cercanas a sus ojos a causa del constante estiramiento para simular ojos rasgados. Esto le costó a la actriz un largo tratamiento de recuperación para lograr restablecer la piel caída.

Exposición al Homenaje de Yolanda Vargas Dulché al Museo de Arte Popular

El sábado 24 de noviembre de 2012 se inauguró una exposición en homenaje Yolanda Vargas Dulché, Contadora de Historias, en el Museo de Arte Popular. La exposición es un homenaje a quien fuera una de las pioneras de las historietas en nuestro país, con obras como Memín Pinguín, María Isabel, Rubí, El Pecado de Oyuki y Yesenia.

Autora sui géneris, cuya obra se arraigó en el gusto del pueblo por cerca de cuatro décadas, y que ahora el público podrá recordar y disfrutar a través de la Exposición Yolanda Vargas Dulché. Contadora de historias, que presenta el Museo de Arte Popular (MAP), en colaboración con Editorial Vid y Televisa, del 24 de noviembre, de 2012, al 31 de marzo, de 2013.

Equipo de producción
Historia Original: Yolanda Vargas Dulché
Escenografía: Cristina Martínez de Velasco
Ambientadora: Teresa Pecannins
Caracterización: Takeshi Hazama
Diseño de Vestuario: Alejandro Gastelum
Música Original: Bebu Silvetti
Asesoría de Producción: Ana Martín
Editor y Director de Cámaras: Gabriel Vázquez Bulman
Director de Escena: Benjamín Cann
Productora: Lucy Orozco

Premios
Premios TVyNovelas 1989
CategoríaNominado(a)Resultado
Mejor telenovelaLucy OrozcoNominada
Mejor actriz protagónicaAna MartínNominada
Mejor villanoSalvador SánchezNominado
Mejor actriz experimentadaMartha RothNominada
Mejor actor experimentadoJorge Martínez de HoyosNominado
Mejor revelación femeninaCecilia GabrielaNominada
Mejor director de cámarasGabriel Vázquez BulmanGanador
Compartir en Google +

Sobre Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.
    Comente en Blogger
    Comente en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario